NO AY MIJOR MENTIRA KE LA VERDAD(1)

Rebecca Scherer

Avia dos ermanikos, buchukes, ke se yamavan Shmuelachi i Nessim. Siempre se peleavan entre eyos. Un dia sus madre estava muy okupada kon las lavoras de kaza, i ke no keria tener a los ijikos entre los piezes. Eya
tomo un guevo duro i frio, lo korto en dos i le dio a kada ermaniko su parte.
« Agora », les disho eya, «os vash a ir a la guerta. Mas tadre vos dare a komer las avikas ».
Salieron los buchukes de la kaza, entraron a la guerta onde avia un viejo banko de tavla churuk. Yarishearon los
ijikos a este banko. Arrivo Shmuelachi el primero, se asento. Kuando Nessim al banko, lo echo a Shmuelachi en basho, se
asento el mizmo en su lugar.
De pishin lo aferro Shmuelachi el guevo de Nessim, en diziendo « El tuvo es mas grande ke el mio ».
A su torno, le dio Nessim un buen shamar a Shmuelachi, lo aferro el guevo de su ermano. Modriskeo Shmielachi el
guevo ke se aferrava de la mano del ermano.
« Es kaldudo, este guevo, « disho el. « Dame el otro. »
El aferro de la mano de Nessim su propyo guevo a el. Alora le dio Nessim una haftona a Shmuelachi, le aferro de
su ermano el guevo propyo a el. Modriskeo Nessim su guevo, i disho « Este guevo es muy duro. » Lo kero yo el otro.
Oyendo esto todo por la ventana, la madre les grito : « Komitesh del mizmo guevo ! (2)
Le disho Shmuelachi al ermano, « Yo no te vo dar este guevo, Es el mio ! »
Grito Nessim, « No ! Es el mio a mi ! »
Disho la madre : « De ke siempre vash pelandovos ? Ke no ayga mas pletos : »
Le respondio Nessim : « No es pleto. Es una diskusyon. »
« Tu bushkas a meter aza al guevo, « (3) le disho la madre.
Apenas eya avlo, aparesio al guevo de Nessim una aza de chini de kolor azul, pintada kon triandafilas koloradas.
« Akeyo lo kero ! » disho Shmuelachi.
Disho la madre : « Guay, kon el selozo no ay repozo. Boka de leon ke te koma i no ojo de ben adam ! » (4)
De pishin, se izo Shmuelachi un leon ke se le avriyo la boka grande, mostrano los dientes briyantes, i lo komio a
Nessim. Alora se izo de muevo Shmuelachi. La madre les yamo a los dos.
« Travame una kufa de agua del pozo. Estash oyendome ? »
« Si, mama », les respondio Shmuelachi. Inchio la kufa del pozo, le yevo a la madre.
« Tu ermano, ande esta ? »
Un leon lo komio », le respondio Shmuelachi. El tosio.
« Esta hazino ? No me kontes konsejas. »
Tosio Shmuelachi otra vez. En lo ke tosia, salio de su boka – una mano ! Viendo esto, la madre kedo kon a boka
avyerta. Otruna vez tosio el, i ya salio un pie. El iva tosiendo, tosiendo i kon kada tose, salio otra mano, piernos, dedos i otros
pedasos de puerpo. A la fin fin, tosio i salio una kavesa.
« Es Nessim ! » grito la madre. Eya los arekojio todos los pedasos del puerpo de Nessim, los ajunto.
« Bichimsizlik ! (5) Tiempo de Berenjena ! » (6) disho eya.
« Agora, vos dos, vash a dar a komer a las gayinas. »
El gayinero estava adientro de la guerta. Apenas fueron ayi los buchukes ke se izo Nessim un leon. El leon maulyo
kon fuersa i lo momio a Shmuelachi. Alora se izo de muevo Nessim. Dio a komer a las gayinas, se fue en kaza.
« Davas a komer a las gayinas ? Ande esta tu ermano ? I ke no me digas ke el es komido por un leon. »
Nessim no disho nada. En la meza metio la madre dos platikos de avikas, un platiko para kada ermaniko. A Nessim
le disho : « Ayefate para la meza i kome. » Por la ventana grito eya :
« Shmuelachi, ven a komer ! »
Nessim se asento a la meza, komio. En lo ke eskapo de komer las avikas en su propyo platiko, tomo el platiko de
Shmuelachi i las komio tambien. Torno la madre, vido los dos platikos vazios.
« De ke komites las avikas de tu ermano ? Ken garonea, le afita de gomitar todo lo ganado. »
Regoldo Nessim. Alora se metio a gomitar. Gomito avikas, dedos de pie, una mano, une pierna, i otros pedasos de
puerpo.
« Es ke deve de ser Shmuelachi ! » grito la madre. Eya iva arekojando los pedasos. Por la puerta avyerta entro un
gato ke tomo una pierna, metio a mashkarla. La aferro la madre de la boka del gato i le grito, « Vate, vate d'aki ! » A Nessim
le demando, « Ande esta la kavesa de Shuelachi ?
Kedo Nessim sin avlar. Lo aharvo la madre a la espalda, i de la boka de Nessim le salio la kavesa de Shmuelachi.
La madre las ajunto todas las partes del puerpo de Shmuelachi salvo su mano derecha, ke no la puedia topar.
« Dame mi mano, » le disho Shmuelachi a Nessim en golpeandolo.
« No la tengo » le respondio Nessim en arrojandole kozes.
« Na mira ! » grito la madre. « La tiene el gato ! »
Korrio el gato afuera de la kaza kon la mano de Shmuellachi entre los dientes. Korrio Smhuelachi detras del gato,
Korrio Nessim detras de Shuellachi.
Por las kayes korrieron los tres. Iva korriendo, korriendo el gato asta ke arrivo ande el zarzavatchi (7), Ayi se
asento, se metio a modriskear la mano de Shmuelachi. Los dos ermanikos tomaron de una la mano, ke estava dependiendo de
la boka del gato, i la tiraron kon fuersa.
Entremientes, une vieja estava arrekojando unas berenjenas para merkarlas. Todas las mujeres moradoras de la
male kreyian ke el zarzavatchi las enganyava en pozando su mano en la balansa, afilu ke no lo vieron nunka azer esto.
En supito se le avriya el gato la boka, i ya salio la mano de Shmuelachi. Sorprizos, todos los dos ermanikos la
desharon livre la mano, se kayeron por atras. La mano deSmuelachi se bolo a los ayeres i alora se kayo a la balansa del
zarzavatchi, sin ke el zarzavatchi i la vieja vyera nada.
Las dio la vieja al zarzavatchi las berenjenas ke keria merkar, el las pozo en la balansa para pezarlas.
« Dos kilos », el le disho a la vieja.
« Es demaziado. No pezgan tanto estas berenjenas, » le disho la vieja. Eya miro en la balansa.
« Na mira, la mano » grito eya. « Enganyador ! Enganyador kon la mano en la balansa ! »
Kanto Nessim, « Tengo una buena endevinansa ! De ke pezgan tanto las berenjenas en la balansa ? »
Kanto Shmuelachi, « La soltura es en la mano ! »
Baylaron los buchukes en kantando, « La soltura es en la mano ! La mano esta en la balansa ! »
Grito la vieja, « Enganyo ! Ladroneria ! »
« Loka ! » le grito el zarzavatchi. « Es ke tu sos livyana de meoyo. »
« No abasta ke me enganyates, agora me insultas ! « le disho la vieja. Tomo una berenjena, kon eya le aharvo al
zarzavatchi a la kavesa. « Yo esto refuzando de pagar ».
« Tomelas ! Yo te las regalo, sinyora ! Estan por de baldes. Por favor, sinyora, vate a tu kaza. Vejes livyana ! Es
tiempo de Benrenjena ». de la balansa, le kito Shmuelachi su mano a el de la balansa, la unio a su braso.
Le grito el zaravatchi, « Vate ! Kitate la mano, ijo de perro ! »
Kitate tu mano a ti, enganyador ! » le respondio enjunto los buchukes.
« Ijjos de perro, yendo d'aki ! »
De pishin, los ermanikos se izieron dos perros grandes i feos. Tenia el una la oreja kortada, el otro pedria una
partida de la kola. Tenian todos los dos la tinya i estavan kuvridos de toda sorte de yara. La vieja, viendolos, estava
booveada. El zarzavatchi s'espantava muncho. Ladraron los perros, se echaron al zarzavatchi, modrieron sus manos.
Le grito el un perro : « Se burlo del prishil… »
« Se le kreyso en la nariz !(8) » grito el otro perro.
De vista, al zarzavatchi se le kresyo el prishil en la nariz. Rieron los perros. Korrieron por las kayes i se izieron de
muevo Nessim i Shmuelachi.
« Tengo ambre » disho Nessim.
« I yo tambien » disho Shmuelachi. « Vamos a arrovar igos de la guerta de Chibi Liachi. »
« Bueno. Ayde ! »
Se fueron los dos onde Chibi Liachi, el eskarso.
Antes unos kuantos anyos, Chibi Liachi era prove. Kuando el se azia rikon, merkava este konak kon grande guerta entornada
de una alta pared ke tenia en medyo una puerta de fierro. No estava dando sedaka a los proves, i a los ijikos i a las ijikas de
la male no les regalava de los munchos frutos de su guerta. Enfrente de la gente siempre el se dava ayres komo si era el konde
Kamondo (9). Se vistia a la franka, kon los tuzlukes, ke el yamava « guettres », enriva de los kalsados, i el baton en su mano.
Tenia la manya de gritar a el de enfrente, « Akavidate de mis guetres ! Mira no me ensuzyes los guetres ! ».
Se metio Shmuelachi a suvir a la puerta de fierro para enttrar adientro de la guerta.
« No de esta modo », le disho Nessim. « Mira komo esta dekolgando akel ramo de la igera ensima de la pared. Esta
yeno de igos ».
« Si, ma ke importa ? « le respondio Shmuelachi. « Sin eskalera de mano no es posivle de alkansarlos. »
« No te akodras de amase ke mos kontava Rivi Buen Darsa, maase en el siego i el kosho ? »
« A Ribi Buen Darsa ken lo siente ? » le respondio Shmuelachi.
Siempre el haham iva kontando maases i kuentos de moral yenos de saviduria asta dar enfasyo a los oyentes. Por
modre de esto, todos, de los chikos a los grandes, se le yamavan Ribi Buen Darsa (10)
« No es enfastyozo este maase, no asemeja a los otros ke mos kontava. Esto tiene valor . Maase en un Rey ke tiene
una guerta de igos. Poza este rey adientro de la guerta un kosho i un siego para guadrar los igos de ladrones. Ama es el siego i
el kosho ke los arrovan ».
« Komo ? El kosho no puede kaminar i el siego no puede ver nada ».
« Si, ama eyos son muy ramay. El siego toma al ombro suyo al kosho, i ansina arranka el kosho los igos del arvole,
i los komen los dos ».
« Bueno », le disho Smuelachi. « Tu me vas a tomar a mi al ombro tuyo, yo los arrankara los igos ».
« No », le respondio Nessim. « Este idea me venia al tino mio a mi. Tu me vas a tomar a mi al ombro tuyo, so yo ke
los arrankara los igos ».
« Kale despartido igualmente los igos. El uno arranka ama todos los dos vamos a komerlos a partes iguales. Si no,
yo te vo echar a la tierra, la kavesa te la vo azer en dos ».
Le disho Nessim, « Si es ke tu vas a azer esto, yo te la vo azer en dos tu kavesa a ti ».
Se miraron los ermanikos el uno al otro.
Demando Shmuelachi, « Partes iguales a kada uno ? «
Le respondido Nessim, « Si. Partes iguales a kada uno. »
Tomo Shmuelachi a Nessim al ombro suyo. Se metio Nessim a arrankar los igos del ramo del arvole. Tantos igos
ke komia Nessim, kuantos le dava a komer a Shmuelachi. En viendo los ermanikos arrankar i komer los igos, un alay de
chikos de la male se aserkavan a eyos. Nessim les echo munchos igos. Todos ivan komiendo.
En supeto grito Nessim, « Na viene el eskorso. Esta echando de la boka piedras i pedriskos ». (11)
Vino Chibi Liachi por la puerta de fierro. Se vistia de los tuzlukes i tenia en su mano el baston. Los chikos kedaron
enkatados de ver kaer en la kaye estos todos piedras i pedrikos.
Les grito Chibi Liachi, « Ladrones ! A mi les apertenesen estos igos ! Se metio a aharvar kon su baston a
Smuelachi, Nessim i los otros chikos. Akojeron los chikos las piedras i los pedriskos, los echaron a Chibi Liachi.
Akel momento paso por ayi el haham, Ribi Buen Darsa.
« Ke akontese por aki » ? demando el.
Uno de entre los chikos disho de si para si, « En la boka tengo un griyo ke va diziendo : «Dilo ! Dilo ! » De pishin
ya salio de su boka un griyo chikitiko ke kanto, « Dilo ! Dilo ! » (12)
Le disho Chibi Liachi al haham, « Estos ladrones estan arrovando los igos mios a mi ! »
Le disho Ribi Buen Darsa, « Ah ! Topamos maase (13) en el rey ke tenia una guerta de igos. Ensenyo Rabbi
Yishmael : Ke el kavzo de la alma i el puerpo ke son enjuntos kulpantes de pekado asemeja al kavzo de el rey ke tenia una
guerta de buenos igos. Para guardrar los igos de ladrones, el pozava adientro de la guerta dos guardyanos, un kosho i un
siego. El les dizia… »
Le grito Chibi Liachi, « Ke m'emporta a mi algun rey o sus igos ? Lo emportante es ke estos ladrones estan
arrovando mis igos a mi ! Bastante el vaydaberlik tuyo. De ke tu vas avlando, avlando sin azer nada, tu kon la barva tuya ?
« Tenia Ribi Buen Darsa una larga barva blanka i despeynada.
Disho Nessim, « Mas vale rabbino sin barva… »
« Ke barva sin rabbino » (14) disho Shmuelachi.
Al punto se le kito la barva de Ribi Buen Darsa de las karas, i el ayre se la yevo. Korrio el haham detras de eya.
Abasho Nessim del ombro de Shmuelachi. Le dicho a Chibi Liachi, « Ke ozadia tienes de avlar al sinyor haham de
esta manera ! Porke no le estas teniendo kavod por el ? Kafrador ! ». Tomo Nessim un igo, le empusho adientro de la boka de
Chibi Liachi.
Le disho Shmuellachi al eskarso, « Tu boka ke koma … »
« Merde ! » (15) disho Nessim.
De pishin se troko eligo ke estava adientro de la boka de Chibi Liachi en merde. Komio i eskupio Chibi Liachi. Le
kito merde de la boka, se le kayo merde enriva de los tuzlukes suyos. Viendo sus tuzlukes ke estavan ensuziados i manchados
de merde, el s'arravyo muncho, se metio a echar gritos i darles chaketones a los ermanikos i a los otros chikos. Eyos se
fuyeron todo en riendo.
Tornaron los buchukes a kaza. Les disho la madre,
« Una de entre las gayinas esta asentada enriva de un nido muy garip ».
Punchados por kuriozidad, los ermanikos se fueron al gayinero. Na la barva de Ribi Buen Darsa ! Enriva de la
barva estava un guevo. El guevo lo tomo Shmuelachi, la barva la tomo Nessim i tornaron los dos a kaza. Le dio Shmuelachi
el guevo a la madre, ke lo echo a la oya para buyirlo. En lo ke se izo duro, eya lo kito de la oya i lo pozo en un platiko.
Eran las oras de tadre.. Torno el padre a kaza.
« Ya ez ora de dezir Arvit », les disho el a los ermanikos. « Vamos al Kal ».
Tomo Shmuelachi el guevo, le metio adientro de su aldikera. En su aldikera a el, le metio Nessim la barva de Ribi
Buen Darsa. Se fueron los ermanikos al kal kon el padre.
Ayegaron todos los tres al kal. La puerta estava ayerta. Munchos yahidim ya estavan adientro. A la entrada estava
Yekutiel, el Sammas. Tomo Shuelachi el guevo de su aldikera.
« Ke tu vas a azer kon akel guevo ? « le demando el padre.
« Mos vamos a dar a komer… » disho Shmuelachi.
« Al kal entero »,(16) disho Nessim.
« De un guevo solamente vash a dar a komer a esta suma de puevlo ? Aznos kon albadra (17) es ke vos sosh ! »
De pishin, se izieron los ermanikos dos aznos, kada uno kon albadra. Kedo el padre kon la boka avyerta.
Embarraron los aznos a boz alta, se metieron a entrar al kal . el padre, enkantado, les grito a los aznos, « Chunkis ! » Les
grito Yekutiel tambien, « Chunkis ! » Los dos ombres reushieron a travar los aznos de la entrada del kal. Estonses se los
ataron a los animales a un arvole ke se topava al lado del kal, i se apresuraron de entrar adientro del kal i serrar la puerta.
De pishin, se izieron los aznos de muevo Nessim i Shuelachi. Entraron adientro del kal. Ya avia munchos yahidim,
ama el haham, Ribi Buen Darsa, ainda no venia.
Se aserkaron los ermanikos al hazzan. El guevo lo kito Shmuelachi de su aldikera, se lo dio al hazzan. Le disho
Nessim, « De este guevo grande i ermozo ke lo metion la muestra gayina te arregalamos ».
Estonses se aserkaron a kada uno i uno de los yahidim. Al kada yahid se le dio Shmuelachi el guevo, le disho
Nessim « De este guevo grande i ermozo ke lo metio la muestra gayina te arregalamos. »
Vido el padre a sus ijikos ke en verdad de un guevo estavan dando a komer a todos.
Al kavo se aserkaron los ermanikos a sus padre. El guevo se lo dio Shmuelachi. Le disho Nessim, « Bre, mi sinyor
padre, na akel guevo, el mizmo ke lo metio la muestra gayina ».
A la fin fin arrivo Ribi Buen Darsa, las karas i la garganta emburujadas kon una grande gargantera. Miraron los
buchukes a Ribi Buen Darsa, se miraron el uno al otro, se metieron a reir.
« Yo afferava kalada, » les disho el haham.
« Na la melezina ! » le disho Nessim, en kitando de su aldikera la barva de Ribi Buen Darsa. Lo kito Shmuelllachi
el guevo de su aldikera a el, lo pozo por ensima de la barva. Enjuntos se los prezentaron al haham.
« En este nido grande i ermozo… » le disho Shmuelachi.
« Lo metio la muestra gayina esta guevo grande i ermozo » le disho Nessim.
Despues de dezir Arvit, tornaron Nessim i Shuelchi a kaza kon el padre.
Le disho el padre a su mujer, « Koza inkreivle. De un guevo davan Nessim i Shmuelachi a komer al kal entero i al
hazzan en primero ».
« Esto izieron todos los dos enjuntos, i sin pelearsen entre eyos , ». le demando la madre.
« Si, izieron todos los dos enjuntos i no se peleavan entre oyos ».
« Ya es koza inkreivle ! » disho la madre. Rebecca Scherer 1. Refran
2. Dicha : Akeyos ke pelean son ke komieron del mizmo guevo.
3. Dicha : Bushkar a meter aza al guevo = Meter pretekstos.

4. Boka de leon ke te koma i no ojo de ben adam : refran ke reflekta el grande espanto del selo de la gente.
5. Bichimsizlik (Turko) = komporto eksentriko.
6. Tiempo de Berenjena sinyifika tiempo de las kalores terivles ke azen estar kon inyervezikos i tomar la lokura.
7. Zarzavatchi (Turko) = vendedor de legumbres.
8. Refran : Me burli del prishil, me se kresyo en la nariz.
9. El konde Kamondo : Judyo muy riko de Istambul (1785-1873), bankero i propietario.
10. Refran : Buen darsa el haham, si ay algun ke lo sienta. Sinyifika un sayo ke va dando konsejos ke dingunos no los toman.
11. Echar de la boka piedra i pedrisko : ekspresion ke kere dizir eskpresar muy fuerte el disgusto.
12. En la boka tengo un griyo ke va diziendo « Dilo ! Diko ! » Refran ke dize de si para si la persona ke se esta muriendo po revelar un sekreto o otra koza.
13. Maase en el rey : Vayikra Rabbah IV : V.
14. Mas vale rabbino sin barva ke barva sin rabbino : Refran.
15. Tu boka ke kome merde : Ekspresion ke se le dize a uno ke esta para dizir una koza negra o sovre el punto de azer una negra previzion.
16. Dar a komer al kal entero i al hazzan en primero : Refran ke sinyifika la koza ke no es posivle de afirmase o inkreivle kuando se siente.
17. Azno kon albadra : Ekspresion ke kere dizir bovo.

Retour au sommaire


- Copyright © 2001: Moïse Rahmani -