ESCLAVOS EN SÃO TOMÉ

 

(2ème partie )

 

Notas e interrogantes

 

Durante la Conferencia de São Tomé (11-12 de julio, 1995) las ponencias dieron lugar a cuestiones y a debates y surgieron muchas interogantes. Los participantes tenían la impresión de dar los primeros golpes de piocha en un terreno inexplorado. Algunas respuestas se encontraron en el curso de la presentación de las ponencias mientras otras surgieron de los debates.

 

A continuación presento notas que he tomado durante los dos días, sobre temas de discusión e interrogantes, así como algunos puntos debatidos luego en mi correspondencia con el obispo Abilio Ribas, con el Profesor Emérito Haïm Beinart de la Universidad Hebrea de Jerusalén y con el Dr. Gerhard Seibert de la Universidad de Leiden, en los Países Bajos.

 

- ¿Cuántos niños fueron arrebatados y mandados con el Capitan Álvaro de Caminha? Las fuentes varían: 2.000 y 600. El padre Pinto escribe: “2.000 niños y niñas y murieron 1.400 por las dificultades del viaje”. Fuentes hebreas mencionan 2.000. Don Isaac Abrabanel, en un comentario de la Biblia, Peirush al Ha’ Tora, que escribió 14 años después del acontecimiento, dice:

“muchos de los niños hebreos expulsados de España fueron deportados por el rey de Portugal para convertirles a su religión, por ello los mandó ahí hace 14 años, son todos niños que no tienen ningún defecto, varones y hembras, más de dos mil almas”.

 

- ¿Eran éstos varones o varones y hembras? Las primeras fuentes hebreas hablan de niños, de varones. El rabino Shlomo Ibn Vega escribe: “Y por encima de todos los grandes problemas hay el arrebatamiento de los varones... y algunos de los varones murieron...” Abrabanel especifica: “varones y hembras”. El padre Pinto escribe: “2.000 niños y niñas”. El testamento del Capitán habla de mozos y mozas.

 

- ¿Cuál era la edad de los niños? Las fuentes varían, la mayor parte dice de 2 a 8 años, de todos modos edad tierna. Ibn Vega y Usque hablan de más pequeños aún.

 

- ¿Cuántas naves llegaron con el Capitán? Los niños – 2.000 o menos – iban en uno o más barcos, junto con degradados, curas, soldados y marineros. El padre Pinto escribe: “2.000 y murieron 1.400 por las dificultades del viaje”. Este punto merece ser esclarecido, como lo requiere la cuestión del transporte: ¿Cómo han sido mandados 2.000 niños acompañados por soldados, curas y presos liberados, en un solo viaje marítimo?

El testamento de Álvaro de Caminha dice haber tenido alimentos para 1.000 personas. El Dr. Gerhard Seibert estima que hubo en total 1.000 personas o menos.

 

- Judíos expulsados de España por el Edicto del 31 de marzo de 1492 fueron autorizados a entrar a Portugal mediante un pago por cabeza y quedarse ocho meses, y el Rey prometía proveerles de barcos para partir del país. Después del plazo y sin barcos, el Rey João II negó sus promesas y les declaró esclavos. En 1493 mandó el rey arrebatarles a sus niños menores para bautizarles y mandarles a São Tomé. ¿Fueron estos niños “cativos” o “escravos”?

El profesor Elías Lipiner, investigador israelí de origen brasileño, estudió la “Cédula de testamento de Álvaro de Caminha, Capitão da ilha de São Tomé (24 de abril de 1499)”. Examinando las denominaciones “mozos y mozas” utilizadas por el Capitán, llegó Lipiner a la conclusión de que los niños judíos eran “cautivos” pero no “esclavos” al momento de escribirse el testamento. De cualquier modo, no eran personas libres.

 

- ¿Puede el caso de los niños considerarse como el primer bautismo forzado en Portugal? Lipiner investigó el tema en su libro publicado posteriormente – Os baptizados em Pé.

Hubo varios arrebatamientos de niños judíos en Portugal. El Prof. Beinart menciona el segundo en 1496, el tercero en 1497.

 

- ¿Fueron algunos de ellos mandados a la isla?

 

- La intención de los arrebatamientos era de separar a los niños de sus padres judíos a fin de facilitar su conversión a la fe católica. Además de los niños mandados a São Tomé, existe documentación de arrebatamientos de niños a lo largo de los años para colocarles en familias cristianas en Lisboa y sus alrededores.

 

- ¿Tenían los niños nombres de familia, apellidos? ¿Se les cambiaron los nombres con el bautismo?

Cuando presenté las cartas credenciales me dijo el Presidente Miguel Trovoada: “Tenemos raíces comunes, descendientes de los judíos todavía viven en nuestras islas. Encontrará Ud. aquí nombres judíos como Azancot, Levy, Samuel”.

El participante santomense Lucio Pinto, después de recordar la llegada a la isla en el siglo XIX de “pequeños grupos de colonos y comerciantes judíos que entraron en el proceso socio-económico”, escribe: “Existen todavía familias que tienen apellidos hebreo-portugueses”.

Examiné la guía telefónica nacional 1973/1974 de São Tomé e Príncipe y no contenía apellidos judíos. ¿Cómo saber si los niños judíos tenían apellidos? O si acaso tenían, ¿no se los habría cambiado el cura durante la conversión? ¿Los nombres judíos mencionados por Lucio Pinto serían de los descendientes de los negociantes del siglo XIX?

Gerhard Seibert cita el libro de Francisco Mantero, A Mão d’Obra em S. Thomé e Principe, que contiene varios nombres de pobladores judíos en el siglo XIX.

 

-El proceso de mestizaje de los niños con esclavos traídos de África para crear una nueva raza de pobladores en las Islas Perdidas. Las fuentes portuguesas especifican que no se efectuaron matrimonios de los niños y las niñas con pobladores blancos, sino de varones judíos con esclavas africanas y de niñas judías con esclavos africanos, lo que significa mestizaje forzado.

 

- La educación cristiana y manual de los niños. En nuestra conversación del 10 de septiembre de 1975, mencionó el obispo Ribas una escuela encabezada por el padre João Alvarez, el cual escribió un “Código de enseñaza, oración y trabajo”. El obispo me prometió obtener el código del historiador Padre Ambrosio de Portugal. Sin embargo no hubo continuación del asunto.

 

- La descripción “mozos y mozas” especialmente en el Testamento del Capitán, ¿se refiere a los niños judíos, y únicamente a ellos?

 

- Según algunas fuentes, incluso el Prof. Lipiner, el Testamento del capitán, escrito sobre el asunto de los niños de manera apologética, incluye la recomendación de devolverlos a sus familias.

 

- Se hace mención de tres “Cartas de Alforria”. Están los niños incluídos en ellas, lo que confirmaría su condición inicial de esclavos y su manumisión.

 

- Las fuentes hebreas, Samuel Usque y Don Isaac Abrabanel, mencionan cocodrilos, lagartos, serpientes y otros animales salvajes en la isla. Don Abrabanel escribe:

“... y hoy supimos de una isla cuyos habitantes son oriundos de Sefarad y de los reinos de Portugal, y su nombre es la Isla de los Cocodrilos porque salen del mar y penetran en la isla para atrapar presas y ellos se comen a los hijos de los habitantes...”. Samuel Usque se refiere a “grandes lagartos que se tragaron a los niños”.

Pregunté sobre los cocodrilos y los lagartos y la respuesta inmediata fue: “¡Aquí no hay!”

En un boletín de la UNICEF de 1975 encontré un artículo titulado: “São Tomé y Príncipe, desarrollo a pesar de todo”. Así reza el artículo:

“Marineros que llegaron a la isla en los siglos XV y XVI narran sobre cocodrilos en gran número, así como serpientes venenosas cobra. Los cocodrilos han desaparecido, pero las serpientes siguen siendo un peligro permanente para los trabajadores de las plantaciones”.

El Dr. Tiziano Pisoni, médico veterinario de la cooperación italiana en São Tomé, me confirmó en 1995 haber leído sobre la existencia de cocodrilos al principio de la población de la isla. El Dr. Pisoni confirmó asimismo que existen actualmente en la isla serpientes venenosas peligrosas que la población denomina “Cobra Prieta”.

Al parecer, son ciertas las fuentes judías.

 

- Las fuentes mencionan lagos llenos de cocodrilos y reptiles. Hoy día no hay lagos a la orilla del océano.

 

- El obispo habló del cementerio cerca de la catedral, donde presuntamente fueron encontrados la espada del Capitán Álvaro de Caminha y las tumbas de los niños.

La espada desapareció. En cuanto a las tumbas, salvo un examen del ADN y pruebas arqueológicas, quedarán como una leyenda más.

 

- Judíos han llegado a las islas en fechas posteriores. ¿Hubo judíos o conversos entre los capataces llegados de Cabo Verde?

Judíos o conversos han podido también llegar de Portugal, España y Gibaltrar como negociantes, colonos, capataces o dueños de roças-plantaciones. Judíos de Marruecos llegaron como negociantes en el siglo XIX.

En mis visitas a São Tomé he encontrado huellas físicas de presencia judía. En la pequeña escuela parroquial de la plantación- roça Agua Izé encontré una gran Estrella de David hecha en mosaico en el piso de la iglesia. En el cementerio de São Tomé, São João da Vargem, construido en 1868 encontré en la esquina izquierda dos tumbas judías con inscripciones hebreas de Arão Gabai y Abraham Cohen, nacidos en Tánger, Marruecos y fallecidos, respectivamente en 1871 y 1890.

 

- En la literatura, así como en la costumbre local se habla de la influencia de los niños judíos en el folclore y las tradiciones locales. Los participantes santomenses en la Conferencia lo subrayaron y especialmente el profesor santomense Lucio Lima Viegas Pinto quien enumera costumbres locales, presuntamente dejados por judíos en la isla.

Gerhard Seibert examinó si “Há vestígios dos meninos judeus na cultura santomense?” Seibert estableció una separación entre los niños judíos del siglo XV, que no podían, por su edad y situación precaria, dejar una tradición, y la más probable influencia de dueños de plantaciones-roças y de comerciantes judíos llegados a la isla en el siglo XIX.

 

- Ciertas tradiciones particulares a las islas en materia de nacimiento, muerte, funerarias ¿tienen raíces judías, o más bien de África? Algunos autores presentaron ulteriormente el caso de tradiciones africanas como más plausibles.

 

- ¿Se puede atribuir a la población mulata o de piel más clara, descendencia de los niños judíos? Investigadores consideran esto imposible después de 25 generaciones de mestizaje.

Los autores Tony Hodges y Malyn Nevitt escriben en su libro São Tomé and Principe – from Plantation Colony to Microstate: “La población de la isla no puede ser definida étnicamente después de 500 años de mezcla racial, por 25 generaciones” y luego:

“...era costumbre de los señores portugueses de tomar una lavadeira, quien durante las generaciones tenía el papel de darles hijos...”.

 

Durante nuestro primer encuentro, el obispo Ribas mencionó costumbres de origen judío. Hodges y Nevitt comentan en su libro:

“Los clérigos europeos dudaron siempre de la sinceridad de la fe cristiana de los habitantes de la isla... es difícil creer que niños judíos de las edades de dos a ocho años fueran capaces de conservar la tradición judía. Las dudas de los clérigos eran muy a menudo a base de luchas de influencia... y hubo un obispo de São Tomé quien se dio a la fuga en 1621 pretendiendo que el judaísmo estaba rampante en la isla y que vio con sus propios ojos una procesión a medianoche portando un becerro de oro...”.

 

En una visita a São Tomé en 2007 le informaron al Dr. Seibert que un cura católico declara haber descubierto una Estrella de David grabada en un pilar de mármol. Cuando me mandó la foto, me di cuenta de que se trata de una estrella con cinco ángulos agudos, lo que es una inscripción más bien de origen árabe,mientras la Estrella de David tiene seis ángulos iguales.

 

- ¿Se pueden encontrar descendientes de los niños? La pregunta supone un grado elevado de imaginación, como en novelas recién escritas.

Se supone que los descendientes de los niños judíos – si acaso hubo descendientes –emigraron a Brasil en el siglo XVI para fundar ahí plantaciones azucareras.

En São Tomé no hay rastros físicos de su existencia ni rastros de sus tumbas.

 

- Los participantes santomenses en la Conferencia tenían el afán de establecer la existencia de influencias judías en sus tradiciones. La Presidenta de la UNEAS utilizó, al recibir años después israelíes de visita en la isla, la misma fórmula del Presidente durante la Presentación de mis credenciales: “Tenemos raíces comunes”, y fue hasta declarar: “Sangre judía corre por mis venas”. Sólo el ADN puede establecer científicamente el grado de estos rastros.

 

Artículos, libros, película

 

No di por terminada mi tarea al concluir la Conferencia. Reuní todo el material, las ponencias, las notas, los artículos, los comentarios y continué mi investigación en la isla, así como en bibliotecas. Mantuve correspondencia con los participantes y establecí contacto con otros catedráticos, buscando maneras de reunir la totalidad en un libro.

            Para la realización de esta obra, conté con el patrocinio de The Sephardic Congregation of Florida “Torat Moshé” de Miami, la ayuda del FESELA y el apoyo del Cónsul Honorario de São Tomé en Marsella. Mi libro: “Jewish Child Slaves in São Tomé” fue publicado en el año 2003 en Wellington por la New Zealand Jewish Chronicle Publications. Dedicado a la memoria de mi amigo el Prof. Isaac Benharroch B (z”l) quien había ayudado mucho a recaudar los fondos necesarios para la Conferencia, el libro tiene 242 páginas. El libro presenta documentos en los idiomas originales: español, portugués, inglés, francés, hebreo y para cada uno escribí un resumen en inglés, a manera de cabecera.

Están incluídos : el programa, las ponencias de los participantes, notas e interrogantes, ensayos, artículos, comentarios, documentos históricos, extractos de obras en hebreo y de libros.

 

 

Muchas notas de lectura y reseñas se han publicado, y siguen publicándose, sobre el libro, ayudando a sacar a la luz este episodio de opresión y conversión forzosa de niños judíos y su destino en la isla desierta de África. Parte de estos escritos encontró un camino hacia los medios de comunicación, y en primer lugar el Internet. Varios medios de comunicación social hablaron sobre el libro y tuve al respecto entrevistas de radio, así como también algunos participantes.

 

Últimamente se han publicado dos novelas, basadas en la historia de los niños judíos en São Tomé: “Oríon”, de Mário Cláudio en portugués y “São Tomé; Journey to the Abyss – Portugal’s Stolen Children” de Paul D. Cohn en inglés.

 

La compañía israelí “Lily Film – Tal Shahar” se propone filmar un documental basado en el libro, en el que estoy colaborando, considerando el proyecto de mayor oportunidad para divulgar la historia.

 

Después de la Conferencia tuvo el Cónsul Honorario la iniciativa de erigir una estatua en la isla de São Tomé, proyecto con el cual he cooperado con entusiasmo desde el principio.

           

Estoy permanentemente reuniendo el material publicado en todos los medios, o descubierto en archivos y bibliotecas. Quién sabe, a lo mejor podré darle al conocimiento público en otro tomo de mi libro.

 

Tratándose de “ muestros niños judíos, esclavos en São Tomé”, considero esto una mitzváh, una obligación judía y es por ello que aprecio tanto la invitación de Los Muestros para publicar el artículo.

 

Moshé Liba

 

Nota:

El libro “Jewish Child Slaves in São Tomé” se puede obtener directamente del autor en la dirección: anliba@xs4all.nl

     

 

Retour au sommaire


- Copyright © 2007: Moïse Rahmani -